Regalar Cojines de Lactancia

0
69

¿Qué son los cojines de lactancia?

Primero de todo: Los cojines de lactancia no son solo para la lactancia. Las madres que usan alimentación con fórmula también pueden usarlas. Y si te estás recuperando de una cesárea, los cojines de lactancia pueden ser de gran ayuda.

Los cojines de lactancia, también llamados almohadas de lactancia, por lo general vienen en forma de U y rodean tu cintura para proporcionar alivio a tu espalda, cuello, columna vertebral y brazos. Puedes pedirlos fácilmente online.

¿Cómo utilizar los cojines de lactancia?

Si has decidido comprar cojines de lactancia, ¡enhorabuena! Esta decisión puede hacer tu vida un poco más fácil. A continuación, te explicamos cómo usar los cojines de lactancia para aprovecharlos al máximo:

  1. Encuentra un buen lugar:

La lactancia es el momento de vincularse con su bebé. ¡Lo último que necesitas es una distracción! Por lo tanto, te recomendamos que apagues la televisión y busques un lugar tranquilo para alimentar a su bebé.

  1. Los cojines de lactancia tienen un “modo de uso”:

Coloca tu almohada alrededor de tu cintura, con el respaldo (si tiene) hacia tu espalda.

  1. Ajusta la altura:

Una vez que te sientas cómoda con la altura de la almohada, ajusta la correa o el Velcro si lo tiene de forma segura. Si no tiene, solo tienes que ajustarlo a una altura que sea cómoda para ti y para tu bebé.

  1. Ponte cómoda:

La mayoría de los cojines de lactancia vienen con correas ajustables. Úsalos para asegurarte de que la almohada quede bien ajustada.

  1. Alimenta a tu bebé:

Ahora, siéntate con la cabeza de tu bebé sobre la almohada. Esta postura ayudará a que tu bebé se agarre correctamente a tu pecho. Hay varios tipos de cojines de lactancia, unos están pensados para que todo tu bebé esté sobre la almohada y otros solo para servirte como apoyo a la cabeza y el tronco. Dependiendo de cuál elijas, la forma de alimentar a tu bebé será diferente.

Puedes usar los cojines de lactancia para alimentar con biberón a tu bebé también. Los pasos siguen siendo los mismos.

Beneficios de los cojines de lactancia:

Entonces, ¿qué más hace una almohada de lactancia, además de proporcionar algo de alivio a su espalda? Aquí hay algunos beneficios de usar una almohada de lactancia:

  1. Hace que el embarazo sea más fácil:

Sí, puedes usar la almohada de lactancia incluso antes de que nazca tu bebé. Úsalo como soporte de la espalda para hacer que el último trimestre de tu embarazo sea un poco menos doloroso.

  1. Ayuda al bebé a obtener un buen enganche a tu pecho:

La función principal de este tipo de almohadas es acercar a tu bebé a tu cuerpo. Esto es importante si quieres que tu pequeño tenga un buen agarre durante la lactancia materna. Un buen agarre = sesiones de lactancia sin dolor.

  1. Te ayuda en la recuperación de una cesárea:

Como se ha dicho anteriormente, una almohada de lactancia puede ser una gran opción si te estás recuperando de una cesárea. Protege la zona de la cicatriz y te ayuda a recuperarte más rápido.

  1. Proporciona alivio del reflujo:

Muchos bebés sufren de reflujo y cólicos. Si alimentas a tu bebé con un apoyo inadecuado, estos problemas pueden empeorar. Una almohada de lactancia puede ayudar a sujetar al bebé y prevenir el reflujo, los cólicos y otros problemas gastrointestinales.

  1. Funciona como soporte para tu bebé:

Un hecho interesante: las almohadas de lactancia fueron diseñadas originalmente para ayudar a tu bebé a ponerse de pie. Cuando tu bebé esté listo (entre los 4 y 6 meses de edad), puede usar tu almohada de lactancia como apoyo y enseñarle la alegría de sentarse y auparse por sí mismo.

  1. Hace que los músculos sean más fuertes:

Puedes colocar a tu bebé boca abajo sobre la almohada. Hacer esto le invitará a usar sus brazos y piernas, fortaleciendo sus músculos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here