Cómo reaccionar ante un regalo que no te gusta

0
184
regalos que no aciertan

Los regalos son una de las cosas que más nos gustan del mundo ¿verdad? Pero no siempre tenemos la suerte de saber que regalar o de recibir el regalo que queremos.

Hay quien dice que prefiere regalar a que le regalen

¡Genial! pues más para los que disfrutamos del difícil arte de ser regalados. Porque recibir regalos puede convertirse en una faena de complicadísimo desempeño.

Aseguran los expertos que “los regalos son un mecanismo que muestran cariño, respeto mutuo y empatía”.

regalo cariño

Claro que todas esas palabras tan bonitas se las lleva el viento en ese justo instante en el que, tras hacer trizas un envoltorio precioso te das de bruces con la realidad y te ves obligada a hacer el papelazo de tu vida.

Tu gran tía te hizo el jersey más feo del mundo. Tu amigo te consiguió un CD de una banda que detestas. Sus hijos esperan ansiosamente que les diga que ama su nueva corbata con lunares rosa y verde. El buen vecino Derek te consiguió el décimo par de calcetines verdes con comezón.

Casi todos recibirán algún día un mal regalo, pero eso no significa que tengas que hacer que el donante se sienta mal también.

Di las cosas correctas

Da las gracias

Cualquier regalo vale un “gracias“. Mira a quien te está regalando a los ojos y se tan directo como lo harías con cualquier otra muestra de gratitud.

Reacciona a la idea del regalo

Si te cuesta sonreír para mostrar gratitud por algo que nunca usarás, o algo que nunca querías, trata de apreciar el pensamiento que lo respalda.

Siempre es posible ofrecer algunas palabras de agradecimiento con respecto al pensamiento que le dedican. “¡Muchas gracias! ¡Qué regalo!” “¡Realmente aprecio que pensaras en mí!”

Apreciar la intención

Piensa en por qué te dieron el regalo y agradece esa razón. Incluso si hicieron una mala elección, probablemente tenían al menos una buena razón para elegir ese regalo.

  • “¡Debes haber recordado que me encanta el chocolate!”
  • “Gracias por estos calcetines coloridos; sabes que me gusta mantener los pies calientes”.
  • “Gracias por el CD! Siempre estoy buscando expandir mi colección”.

Hacer preguntas

Pregunta sobre el regalo y cómo lo envolvieron. Esta es una buena técnica de distracción al hablar sobre si lo usarás, con qué frecuencia, etc.

Puedes hacer preguntas sobre dónde la compraron, cuál es la mejor manera de usarlo (si corresponde).

En general, cuando reaccionas a un regalo que no te gusta, pon la carga de la conversación sobre la persona que está regalando, y no en ti mismo.

  • “¿También tienes este CD? ¿Cuál es tu canción favorita?”
  • “No he visto calcetines como estos, ¿dónde los conseguiste? ¿Tienes un par tú también?”
  • “No tengo un suéter como este, ¿cuánto tiempo te costó tejerlo? ¿Cuánto tiempo has estado tejiendo?”

Miente si puedes

Si no tienes problemas de moral al decir mentiras pequeñas para evitar herir los sentimientos de personas bien intencionadas, sigue adelante y di que te gusta.

La mayoría de las personas considera cortés decir pequeñas mentiras sobre los regalos en lugar de decir que no te gusta y malos gestos.

Sin embargo, debes evitar grandes mentiras. Di que te encanta el regalo, pero no digas que es el mejor regalo del mundo, o que prometes usarlo todos los días.

  • “¡Gracias! ¡Qué gran regalo!”
  • “¡Esto es maravilloso, gracias! ¿Dónde lo encontraste?”

Un mal regalo no es un gran problema, pero mentir puede convertirse en uno.

Aplazar las preguntas

Si quien da los regalos siente que no te gusta, es posible que empiece a hacerte preguntas sobre si realmente te gusta o cuándo lo vas a usar.

Puedes optar por decir una pequeña mentira, o contrarrestar sus preguntas con más preguntas para que no tengas que responder la suya.

Reaccionando emocionalmente

Reacciona de inmediato

Una vez que hayas abierto el regalo, inmediatamente agradece a quien regala. Si lo abres y realizas pausas, parecerás desilusionado.

Hacer contacto visual

Si no te gusta el regalo, probablemente no te verás con cara de admiración mientras lo miras, pero siempre puedes mirarle y apreciar su amabilidad.

Sonríe si puedes

Si se te da bien la interpretación, sonríe o muestra a la persona que te regalo, el regalo.

¡Quizás te ayude recordar que intentaban hacerte feliz! Solo eso es un regalo. Eso sí, No fuerces una sonrisa, parecerás falso.

Abraza y da las gracias

Si eres un mal actor/a, una forma de ocultar tu rostro y tu decepción a la vez que muestras gratitud es dar un abrazo al quien te hace el regalo.

Un abrazo es sincero; es una manera amorosa para que les digas que aprecias el amor que hay detrás del regalo.

Actúa natural

No necesitas fingir emoción. Piensa para ti mismo, “estaban tratando de complacerme dándome esto”.

Lidiar con el regalo

Envía una tarjeta de agradecimiento

Si bien es un buen consejo para cualquier regalo que recibas, la nota de agradecimiento tiene una importancia adicional para los regalos malos.

Envíala una semana después de que hayas recibido el regalo. Menciona el pensamiento detrás del regalo más que el regalo en sí.

No seas específico en cuanto al uso del regalo, bastará con “Lo estoy disfrutando“.

  • Solo quería enviar mi agradecimiento por venir la otra noche. Me alegra que hayas hecho un gran esfuerzo para conseguirme un regalo, feliz de tener otro CD para mi colección“.

Deja que el tiempo cure

Por lo general, la ansiedad y la torpeza asociadas con el momento de la entrega de regalos son únicas en ese momento.

Con el tiempo, la mayoría llega a apreciar el alcance del regalo y se da cuenta (como debería) de que fue realmente la intención.

Puedes decir que probaste el regalo, pero no te gustó, pero exprésalo como si esta fuera una sorpresa tanto para ti como para ellos.

Haz tu mejor esfuerzo para restarle importancia a la situación, pero nunca parezcas como si te arrepientes de haber recibido el regalo.

Evitando repetir regalos malos

Tener una lista de deseos

Dada la ocasión apropiada, como tu cumpleaños, considera tener una lista de deseos.

No necesariamente tiene que ser una lista en sí. Para aquellos de tu familia o amigos que no pueden evitar regalar terriblemente, pregúnteles qué es lo que realmente quieren de ellos.

  • Todavía estoy trabajando en el último CD que me diste. Estoy deseando que llegue el próximo lanzamiento de [nombre del artista], debería estar listo antes de Navidad“.
  • Me encantan esos calcetines que me diste, los uso por toda la casa todo el tiempo. Aunque hay estos zapatos que realmente estoy intentando comprar, creo que los venden en [nombre de la tienda]”.

Haz un buen ejemplo de buenos regalos

No tengas miedo de siquiera preguntar “¿qué te gustaría que te regalasen?”  Todos tenemos siempre algo en mente, así que trata de averiguar qué es.

La esperanza aquí es que reflejen tu esfuerzo cuando se trata de regalar.

Habla claramente

Si no lo hacen, es hora de decir algo antes de tener una habitación dedicada a los regalos que nunca quisiste.

En algún momento después de que hayan dado el regalo, puedes decir honestamente “No estoy seguro de que este regalo sea para mí”.

  • “Sabes que amo la música, pero este no es realmente mi estilo. Estoy más en [el estilo de la música]”.
  • “No puedo agradecerte lo suficiente por haberme tejido esto, pero no estoy seguro de que encaje con nada en mi armario”.
  • “Creo que debo ser honesto: nunca he encontrado la manera de combinar cualquier calcetín que me hayas dado con algo que tenga. No puedo agradecerte lo suficiente por el regalo, pero no los puedo usar”.

regalos

Ahora ya tienes unos tips para saber cómo reaccionar al recibir un regalo que no te guste.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here